Etiquetas

,

Probablemente, no pasarán del primer punto y seguido quienes esperen leer en este breve post encomios líricos sobre Alberti, Guillén, Salinas, Cernuda, Diego… porque esto no va de eso. Va más de Joplin, Morrison, Cobain, Hoon y Winehouse. Y, si se me permite el pequeño ultraje del título, encontraremos que el hecho de que las rutilantes carreras de los músicos citados se truncaran a los 27 años de edad tiene algo de coincidencia macabra.

No obstante, si partimos de la base de que, como todos sabemos, las coincidencias no existen, no deja de ser llamativo el halo de misterio que envuelve sus cinco muertes, acolchadas de más que probables abusos etílicos y las más variadas drogadicciones que maridaban con el rock de la época. Desde el fallecimiento de Janis Joplin, en 1970, hasta el relativamente reciente de Amy Winehouse, en 2011, se intercalaron los de Jim Morrison (The Doors), en 1971, Kurt Cobain (Nirvana), en 1994, y Shannon Hoon (Blind Melon), en 1995. Es como si se formasen extrañas parejas de baile 70-71 94-95 y alguien hubiese salvado su vida en 2010 o en 2012.Los que fallecieron en Europa (Morrison y Winehouse) lo hicieron en el mes de julio y los que lo hicieron en América (Joplin y Hoon) coincidieron en octubre, excepto Cobain que expiró en abril. Todo esto es muy relevante porque no significa nada, nada especialmente y muy singularmente en todos y cada uno de los casos: nada.

Shannon Hoon, líder de Blind Melon

Shannon Hoon, líder de Blind Melon

Es más, a fuer de ser sinceros, hemos de manifestar que la vida y muerte de Shannon Hoon constituyen una milimétrica excepción al hecho que comentamos, ya que su fallecimiento se produjo cuando acababa de cumplir 28 años, por tan solo unos días, lo cual no significa nada, como tampoco significan nada los mensajes apocalípticos que encontraríamos si rebuscásemos (this is the end, my friend (The Doors) / I know we can’t all stay here forever (Blind Melon)…) en las letras de todos ellos. Que Cobain y Hoon fuesen coetáneos es tan irrelevante como el hecho de que lo fuesen otros muchos que también murieron en esa época… o no; o como el hecho de que los nacidos en Estados Unidos tuviesen siempre como primera vocal de su apellido una o de esas redondas que abundan en Woodstock, con una arrogancia egoísta que excluye la participación de cualquier otra vocal.

¿Y qué con todo esto? Nada. Solo eso… que a veces escucho su música y me acuerdo de ellos. ¡Ah!, bueno sí… y que quería rectificar y corregir el título:

La generación de los 27.

Anuncios